miércoles, 26 de septiembre de 2012

Anatomía del corsé 1 - patrón, paneles y tejidos

Anatomía del corsé 2 - ballenas, refuerzos y estructura; busk

Anatomía del corsé 3 - costuras y acabados, modesty panel, lazos traseros


Esta es la primera parte de una serie de entradas escritas para describir las partes esenciales que son habituales en un corsé y así comprender mejor su funcionamiento.

Empezaremos por donde empezaría el modisto, por el patrón. Éste es diferente para cada modelo y talla de corsé. En la primera imagen, en la esquina superior izquierda, se puede observar un ejemplo de patrón compuesto por cinco piezas o paneles ya pasadas al tejido que formará el corsé. El patrón determina la forma que debe tener cada pieza para que la prenda siente bien y conforme a un diseño y estilo determinado, por tanto el patrón define si el corsé:

- va a ser por encima del pecho (overbust), por debajo del pecho (underbust) o si quedará a mitad del pecho (midbust);
- si será de línea larga (cubriendo las crestas ilíacas de las caderas) o corta (quedando por encima de la cadera);
- creará una figura de reloj de arena (típico de la era victoriana, muy curvilíneo), cónica (siguiendo un estilo más del siglo XVII o XVIII), wasp-waist (este estilo es semejante al de reloj de arena, distinguiéndose de ése por que la caja torácica queda dramáticamente reducida en forma de cono mostrando una silueta en V de cuyo vértice salen las caderas. "Wasp-waist" es el término inglés para referirse a la "cintura de avispa");
- tendrá tirantes, ligueros para sujetar medias o faldas, llevará una falda o prolongación...

Los paneles del corsé, retomamos, son las diferentes piezas que, cosidas en un orden determinado, conformarán el corsé. Por norma general,el patrón se dibuja teniendo en cuenta sólo la mitad del corsé, ante lo cual las piezas deben ser repetidas tanto al derecho como al revés para obtener las dos mitades simétricas de un corsé: mitad derecha e izquierda (tomando como eje de simetría la línea vertical que divide a la persona, vista de frente, por el medio). Este fenómeno se puede observar en las dos imágenes de la primera foto: a la izquierda, como ya hemos dicho, están las piezas de una sola mitad, recién copiadas según el patrón (en este caso el patrón es de 5 piezas). Y a la derecha vemos las piezas anteriores ya cosidas, y junto a sus simétricas también ya cosidas (han sido numeradas como X y X' para mostrar más fácilmente qué piezas son gemelas en el corsé de este ejemplo).
Este procedimiento  es el habitual, aunque en el caso del corsé hecho a medida para una persona asimétrica (por ejemplo, que tenga escoliosis, cifosis o lordosis en la espalda; asimetría de la caja torácica; una cadera más alta que la otra -producto de piernas de distinto largo y por lo general causa también de asimetrías de la columna vertebral; etc) las piezas de cada mitad del corsé tendrán que ser por fuerza diferentes si bien se tiende a utilizar el mismo número y estilo de paneles para ambas, con el fin de que el corsé siente como si el cuerpo fuese simétrico, se ajuste y favorezca a la persona y, lo más importante, no le haga daño.

Para confeccionar un corsé debe tenerse en cuenta qué tipo de tejidos se han escogido para el proyecto. Cada corsé está compuesto por varias capas: cada capa sería como lo que muestra la foto superior derecha de la primera imagen, es decir, el resultado de coser las piezas de ambos lados. Por lo general, un corsé tiene un mínimo de 2 capas:

-la exterior. Es la tela bonita que queda expuesta, y depende del diseño del corsé. En la imagen superior, la foto inferior izquierda muestra un corsé completado abierto y semidoblado de tal forma que se ve tanto por dentro como por fuera. En este ejemplo de Forge Fashion la capa exterior sería la nombrada B, de encaje sobre raso en rosa.
-la de fuerza. Es un tejido especial, generalmente de algodón, parecido a una loneta muy fuerte y resistente (primera imagen, foto inferior derecha, C; se muestran los tres colores habituales: negro, maquillaje y blanco). El punto de este tejido hace ondas en zigzag: cuanto más pequeña es esta onda, más resistente es el tejido. Es esencial que el corsé tenga una capa con un tejido como éste (denominado coutil en inglés), ya que el empleo de otro tejido cualquiera, incluso la sarga, puede disminuir notablemente la durabilidad de la prenda. El coutil está especialmente diseñado para resistir la tensión que el corsé debe soportar, así como la presión que los extremos de las ballenas ejercen contra el tejido evitando que éstas lo dañen y perforen estropeando así la fucionalidad de la pieza.

Se pueden añadir más capas a un corsé, especialmente si el tejido exterior es muy frágil, poco denso, propenso a rasgarse, etc. En este caso, se suele emplear entretela de algodón para dar grosor: a mayor densidad total menor el riesgo de que la tela bonita se estropee por exceso de tensión en las costuras. También se puede añadir una capa de forro (en el ejemplo de Forge Fashion, la parte señalada como A) para darle al interior un acabado más limpio, esconder de la vista la estructura y suavizar el contacto de ésta contra el cuerpo.

Para terminar de comprender el concepto de capas, la segunda imagen muestra la mitad de uno de mis corsés a medio hacer. En la parte izquierda está la capa doble (dos capas juntas y comportándose como una) que forman el forro en raso con el coutil (se ven de hecho las líneas de las piezas dibujadas sobre la tela). La cinta horizontal que se aprecia hilvanada con trazos diagonales es el waist stay, concepto que explicaré a la vez que la estructura del corsé. En la parte derecha de la imagen se ve la otra capa doble de entretela negra con el brocado negro y plata que mi clienta escogió.

Continuar a Anatomía del corsé 2 - estructura, ballenas y refuerzos; busk
Continuar a Anatomía del corsé 3 - costuras y acabados, modesty panel, lazos traseros

No hay comentarios:

Publicar un comentario